Mi Experiencia: Congreso Interamericano de Medicina de Emergencias

Dra. Diana Muñoz Carvajal

@dianamu_noz

Médico General

Servicio de Emergencias Hospital de Guápiles

 

Mi Experiencia: VII Congreso Interamericano de Medicina de Emergencias

La expectativa antes de la actividad… 

Desde siempre, ASOCOME, nos ofrece actividades académicas de gran calidad, así que tenía la certeza de que esta sería una más de ellas y que, indiscutiblemente, el congreso estaría lleno de aprendizajes, excelentes expositores, buenas presentaciones y momentos agradables cargados de enseñanza.

Sin embargo, días previos al congreso, recibí un mensaje privado en mi Twitter, de parte del Dr. Alejandro Moya. Nos invitaba a ayudarle durante el congreso en el manejo de las redes sociales en conjunto con el Dr. Manrique Umaña, a un compañero (también apasionado por las emergencias y definitivamente a favor del uso de #FOAMed) y a mi. En ese momento, mis expectativas respecto al congreso cambiaron por completo, pues solo sería un participante, pero a partir de aquí sabía que no podía perderme ningún detalle y realmente quería esforzarme por hacer mi mejor trabajo y aprender, aprender mucho.

Inmediatamente iniciamos con las investigaciones previas, para conocer el programa, los participantes y sus orígenes; la naturaleza del congreso y cada una de la información que nos sería útil. Fue loco, creo que encontramos la foto de la mayoría de los speakers, sus grados académicos y la influencia que tenían en el mundo de la Medicina de Emergencias. Sin duda, ya no podía esperar más a que comenzara esto que había esperado por meses.

La Medicina de Emergencias definitivamente me apasiona. Es lo que hago cada día como médico general en un hospital rural y aunque a veces me canso mucho de salas de espera llenas y de otros pequeños detalles que todos conocemos, siempre, al siguiente día, vuelvo a mi trabajo con gran alegría.

Mis impresiones

Seis de la mañana del primer día. Ya estaba ahí, lista para empezar a disfrutar de tan grandiosa aventura. ¡Todo luce espectacular, no hay otra manera de describirlo!

Empiezo a ver a algunos de los conferencistas que se paseaban por el bufet de desayuno. Unos solos, otros con sus familias. Finalmente estaba ahí, con la mente en aprender y una gran emoción. Lo interesante es que este era un sentimiento compartido por la mayoría de médicos generales con los que tuve la oportunidad de conversar, y que además también trabajan en un Servicio de Emergencias del país.

No pasó mucho rato para darme cuenta de que esta actividad tendría gran trascendencia en nuestro país, aún cuando solamente iniciarían los precongresos.

¡No había visto nada!

Se abordan temas escenciales en Emergencias. Tuve la oportunidad de asistir al precongreso de “Manejo del Paciente Critico en Medicina de Urgencias”, donde los expositores se esforzaron por trasmitirnos conocimientos útiles y actualizados para beneficio de nuestros pacientes en las salas de emergencias. También asistí al de “Electrocardiografía Avanzada”, en donde la Dra. Torrey, en conjunto con dos médicos costarricenses, nos ponen al día con una espectacular ponencia acerca de EKG. Simplemente sin palabras.

Finalmente inicia el congreso, el día miércoles y es el turno de conocer a la Dra. Tintinalli. Es para este momento en el que me comienzo a dar cuenta de que Costa Rica no es muy diferente al mundo, en el contexto de servicios de salud y atención de urgencias; me sorprende saber que aún en países desarrollados, existen todavía médicos generales que atienden los servicios de urgencias. Esto es maravilloso, pues es mi trabajo el que me trae el pan a la mesa y vienen a hablarme de cómo hacerlo mejor. Definitivamente quiero estar en todos lados para no perderme de absolutamente nada.

Nunca había asistido a una actividad académica de este nivel en Costa Rica y bueno internacionales menos, por que no he tenido la oportunidad; pero he leído algunas cosas acerca de otras actividades desarrolladas en el mundo, he visto en redes sociales la trascendencia de ellas a nivel global y puedo con certeza afirmar que éste, el VII Congreso Interamericano de Medicina de Emergencias 2017, no tiene mucho que envidiarle a las mismas. Es que uno se siente parte del congreso, definitivamente si usted es apasionado, se siente como en casa.

La interacción con los participantes

Esta fue de mis partes favoritas, había de todo, médicos emergenciólogos, enfermeras, personal de prehospitalario, médicos generales. Encontré algunos viejos amigos que hace tiempo no veía y que me llenaban el corazón de alegría ver como han crecido en sus vidas profesionales. Me encontré con compañeros de trabajo, especialistas de otras áreas y con los grandes exponentes de la Medicina de Emergencias.

Sentí tanta emoción de poder hablar con la Dra. Tintinalli y pedirle una foto, encontrar a todos los amantes de la Medicina de Emergencias que figuran en las redes sociales y de los cuales tanto he aprendido. Por mencionar algunos: nuestros hermanos de Chile, que tanto conocimiento nos han transmitido con los videos que sube en su pagina MUEBE, el Dr. Ken Milne con su mascara de Batman y su divertida forma de relacionarse con todos y lo más especial de esto fue poder hablar con algunos, escuchar sus ideas, poder saludarlos. Parecía como si fuéramos de los mismos. Francamente creo que todos nos divertimos y aprendimos mucho.

Los participantes hablaban maravillas del tan esperado Teaching Course, al cual lamentablemente no pude asistir, pero tengo la certeza de que marcó el antes y el después de los asistentes que se apasionan por la educación.

Ver a los emergenciólogos de mi país, ósea de mi pequeño Costa Rica, codearse con grandes personajes mundiales de la Medicina de Emergencias, simplemente me llena de satisfacción. Nos damos cuenta de que han hecho un gran esfuerzo por sobresalir, por ser excelentes y lo mejor de todo es que lo han ido logrando y por supuesto que ésta es la mejor manera de trasmitirnos el conocimiento a los médicos generales que nos apasionamos de esto, y de demostrarnos que es con gran esfuerzo y trabajo como se aprende y se brinda una mejor atención a nuestros pacientes.

¿Qué aprendí?

Qué difícil, ¡es que hay tanto que aprender!

Pero siendo muy honesta, aprendí más de la vida que de medicina. Aprendí que medicina se aprende en los libros, artículos, redes sociales y con el cara a cara con los pacientes. Pero de la vida entendí la humildad, el deseo de salir cada día adelante, de no rendirme, de confiar en lo que hago, de no sentirme menos.

Del Dr. Joe Lex aprendí que debemos salirnos de un círculo para ser mejores; del Dr. Milne que no importa que tan pequeños seamos, podemos llegar a ser grandes y por supuesto a usar FOAMed como él bien lo aprendió del Dr. Lex; del Dr. Levitan ¡a usar un cuchillo!; del Dr. Luis Vargas que es mejor ser una buena persona que un buen cerebro; del Dr. Fisher a no tener miedo a tener miedo; de la Dra. Yock a agradecer a quienes nos han formado como mejores profesionales; del Dr. Umaña McDermott que si se quiere se puede; del Dr. Alejandro Moya la humildad y la confianza en uno mismo; de la Dra. Bellolio a encontrar inspiración en nuestra familia; del Dr. Pineda y todo su equipo a compartir; en fin.. todos me enseñaron algo para la vida e indiscutiblemente han hecho que a partir de ayer sea un mejor médico con un sueño que perseguir, con un mejor corazón y con mas ganas de ser cada día mejor.

Independientemente de ser hoy un médico general o mañana un especialista, lo importante es hacerlo con amor, con entrega, con determinación, con la mano en el corazón y pensando siempre en que nuestros pacientes son los que se van a beneficiar de que reforcemos nuestra curva de aprendizaje y les brindemos una mejor medicina para su bienestar en, quizá, uno de los momentos más difíciles de sus vidas al estar en una situación crítica en una sala de emergencias. Es que cualquier día podríamos ser nosotros o nuestros seres amados y todos queremos que se nos brinde lo mejor de lo mejor.

Recomendación…

Es sencillo dar una recomendación… usen las redes sociales, usen #FOAMed, conozcan el origen de su pasión, aprendan a la velocidad de la luz, esfuércense por su crecimiento personal, no se rindan, disfruten su trabajo, vayan a congresos de este tipo, asistan a actividades académicas que los formen como mejores profesionales, sean escépticos de lo que aprenden, formen su propio criterio, sepan que su trabajo es importante y que la medicina se aprende estudiando siempre una y otra vez. No abandonen sus sueños… Estudien siempre, estudien más.

Finalmente les comparto el pensamiento del Dr. Christian Rodríguez (Médico General, Hospital de Guápiles), gran amigo y compañero e indiscutiblemente “FOAMedlover”, y el porqué de su pasión por las redes sociales en el contexto de la academia: “Porque me hizo salir de mi círculo de confort, porque me da la oportunidad de ser un alumno eterno y sobretodo me hace mantener la ilusión de seguir conociendo a maestros que aún sin conocerme son mis mentores. La experiencia de aprender cosas nuevas es sencillamente mágica. Es como volver a ser niño y sentir el asombro de enfrentar un mundo maravilloso de conocimientos. Me hace no perder la capacidad de dejarme contemplar por la sabiduría. Si hay algo en esta vida que genera asombro y contemplación es estar frente a un portador de sabiduría…”

Hoy creo que todos deberíamos de aprender de esto, es mi recomendación.

Acerca del Autor

4 Comentarios

  1. Grace carvajal Cascante Mayo 29, 2017 Responder
    • Diana Muñoz Mayo 29, 2017 Responder
  2. Rocio Gutiérrez Mayo 31, 2017 Responder
    • Diana Mayo 31, 2017 Responder

Deja un comentario

Síncope – Vía Rápida

Dr. Andrés Acosta Residente de Medicina de Emergencias Perlas del Síncope...

Mi Experiencia: Congreso Interamericano de Medicina de Emergencias

La experiencia de un médico general en el #IAEMC17

Mi Turno

(Editado de su publicación original) Anónimo Yo trabajo en una de las...

Las 7 Recomendaciones de ViaMedEm Para Cursar el Internado y No Morir en el Intento

Dr. Wilfredo Gómez Herrera Dr. Manrique Umaña McDermott Dr. Oscar Buitrago...