Mi Experiencia: SMACC Chicago

Sending
User Review
0 (0 votes)

Manrique-UmanaDr. Manrique Umaña McDermott   @umanamd

Especialista en Medicina de Emergencias

Conferencia de Redes Sociales y Cuidado Crítico (“Social Media and Critical Care Conference” o SMACC #smaccUS)

7 minutos de lectura

La expectativa antes de la actividad…

Entre las cosas que para mi son apasionantes, sobresalen dos: la educación médica a través de las redes sociales y la ciencia de la reanimación. Habiendo dicho esto, SMACC es una exquisita combinación de lo mejor de ambas y por lo tanto la expectativa era enorme.

SMACC imagen 1Y es que en SMACC se da una amalgama entre gente de medicina prehospitalaria, medicina de emergencias, especialistas en trauma, anestesia y cuidado crítico, alrededor del tema que más firmemente nos une: la ciencia de la reanimación. Adicional a esto, muchos de ellos también son los creadores de los blogs, podcasts y vodcasts que leemos, escuchamos y vemos, todos conjuntados alrededor del espíritu del FOAM (“free online access to medical education”).

Esta sería la tercera edición de SMACC y la primera de ellas que se realiza fuera de Australia. Las primeras dos definitivamente no pasaron desapercibidas para cualquiera involucrado en el movimiento FOAM y en redes sociales. Cuando se anunció el inicio de la inscripción de esta nueva edición, se sentía como estar en la carrera por el tiquete dorado de la famosa película de la Fábrica de Chocolate de Willy Wonka.

Desde muchos meses previo al evento, se habían formado distintos grupos, coordinados a través de redes sociales, para hacer carreras, asistir al concierto de U2, a partidos de beisbol de los Cubs, para cantar en karaokes, para ayudar a costear la inscripción de estudiantes de medicina y otras ramas afines con interés en los temas y que fungirían como asistentes, etc. A los expositores se les había enviado en los meses previos, libros de como dar una charla tipo “Ted Talk”.  Todo esto y mucho más hacían pensar en que esta no sería una conferencia como las otras, que sería distinta.

Mis impresiones…

SMACC imagen 2Desde que bajé del avión en Chicago y logré tener conexión a internet, twitter literalmente había estallado.  Asistentes al congreso provenientes de los más distintos lugares del mundo, muchos de los cuales únicamente se habían comunicado a través de redes sociales previo a esta conferencia, iban llegando y de inmediato poniéndose de acuerdo para reunirse, conocerse y conversar.

Aunque hubo varias actividades sociales previas, SMACC en realidad dio inicio con los talleres precongreso. De destacar, hubo uno de atención prehospitalaria (“smaccFORCE”) que duró todo el día y que por lo que escuché fue épico. Los de ultrasonografía y vía aérea, temas de gran atracción para la mayoría de los asistentes, fueron de los que más rápidamente se saturaron y también generaron muy buenos comentarios por parte de los asistentes.

SMACC imagen 3Yo asistí en la mañana a uno de Medicina Basada en Evidencia y por la tarde correspondió al tema de Educación Medica.  Ambos fueron impartidos por especialistas de gran renombre en sus campos y fueron muy provechosos por cuanto los grupos eran pequeños, lo que permitió hacerlos muy interactivos y dinámicos. De más está decir que el contenido fue excelente, pero también los instructores se mostraron sumamente accesibles y abiertos a conocer personalmente a todos los presentes e intercambiar opiniones.

SMACC imagen 4El día en que propiamente daba inicio SMACC, había sesión plenaria en el teatro. Desde que llegamos, nos recibió un rótulo luminoso típico de una premier en Hollywood y la gente se agrupaba ansiosa a la espera de que abrieran las puertas, cosa que ocurrió minutos después de las 8am. Una vez ubicados en el centro del teatro, la celebración (si, celebración) comenzó. De inmediato desfilaron bandas, hubo música circense y acrobacias, bolas inflables rebotaban entre el público y al final un cañonazo de confeti enfatizaba el inicio.

SMACC imagen 5Pero bueno, aparte del entretenimiento también hubo impresionantes charlas en la mañana. Las primeras fueron de reanimación y hay que decir que no se guardaron nada. Las ponencias conjuntaban lo último en la ciencia de la reanimación con una serie de historias y experiencias personales brillantemente hilvanadas. Se habló de perseverancia, de como lograr cosas, de resiliencia, de no rendirse, de humanidad. Cerraron con una muy interesante charla acerca de la interacción entre creencias religiosas y medicina.

El resto de la mañana y la tarde hubo que elegir entre cinco tractos, cosa que resultó terriblemente difícil por lo atractivo de todas.  Al final, opté por toxicología y luego cardiología. Mucho que destacar como para poner acá, pero en general las charlas fueron de muy alta calidad. Algo que me pareció novedoso fue que al ser las redes sociales algo tan de peso en la actividad, todas las preguntas a los panelistas se realizaban vía twitter.

SMACC imagen 6Cerró el  primer día un panel de expertos en sepsis, que uno a uno fueron abordando distintos tópicos de este importante tema. Curiosamente, a los panelistas les proporcionaron cerveza o vino desde el inicio, según sus preferencias, lo que de pronto los desinhibió para generar más polémica. Al final  de la sesión, maravillado del nivel de la discusión pero al mismo tiempo, al igual que muchos asistentes, preocupado de que lo poco que creemos conocer firmemente del tema, tiene bases nada firmes.

SMACC imagen 7El segundo día inició con un panel intercambiando opiniones acerca de como sanarse y mantenerse seguro en el día a día y en el pasar de nuestras carreras. Siguió de nuevo la tarea de decidirse entre tractos y seleccioné reanimación seguido de manejo de trauma, todos sumamente interesantes.  Otros tractos ese día tuvieron un formato poco habitual: las jaulas de lucha (“cage matches”) en las que dos expertos debatían un tópico desde puntos contrarios (“pro-con debates”). Para el cierre, las ya famosas Guerras de Ultrasonido (“Sonowars”), que fueron aparte de muy didácticas, tremendamente entretenidas.

El último día inició con otro de esos tópicos del que todos deberíamos saber más: la seguridad del paciente.  El grupo de expertos seleccionados nos llevaron por una serie de conceptos que iban desde analizar nuestra forma de tomar decisiones hasta las lecciones en seguridad provenientes de programas espaciales. Posterior a esto correspondió una vez más la dura tarea de seleccionar tractos, y esta vez serían cuidados al final de la vida y cómo mejorar nuestras mentes. De más esta decir que la calidad de las charlas fue espectacular, así como la selección de los tópicos.

Para el cierre, que se había mantenido en secreto, se organizó una versión de los años 70´s del programa estadounidense “Family Feud” llamado smaccFEUD, el cual fue bastante gracioso y entretenido.

La interacción con los participantes…

SMACC imagen 8Todas las conferencias a las que he asistido previo a esta tienen sus actividades sociales, ya sea organizadas de antemano o generadas espontáneamente. Sin embargo, ninguna como SMACC.

Ya había un sinnúmero de actividades organizadas desde meses antes del congreso y todos los días se organizaban más.  Igualmente, era común ponerse de acuerdo con amistades virtuales y conocerse en los pasillos durante los recesos. Daba la sensación de que todos los asistentes querían aprovechar ese tiempo juntos para estrechar los lazos ya iniciados en la interacción vía redes sociales. Era muy interesante poner un rostro en cada uno de esos “twitter handles” con los que se interactúa frecuentemente.

SMACC imagen 9Por último, la fiesta de clausura del jueves o smaccFEST fue toda una festividad. Estaba incluida en el precio de la conferencia por lo que la asistencia fue impresionante. El ambiente estuvo cargado de buenas vibras y hacía recordar a un gran grupo de amigos que tenían tiempo sin verse.

¿Qué aprendí?

SMACC imagen 10El espacio del blog no alcanzaría para enumerar todo lo que se aprende en una actividad de este tipo. Y no solo el aprendizaje académico, sino también aquel que se genera como producto de las conexiones que se hacen con gente alrededor del mundo que comparte nuestros mismos gustos y pasiones.

Vale la pena mencionar que no solo se aprenden hechos, sino que se va mucho más allá, se comparten historias, se habla del pensamiento crítico, el altruismo, el ser parte de un equipo, la vulnerabilidad, el liderazgo, la curiosidad, el compartir, el respeto mutuo, etc. Al final de esto, no solo se adquieren conocimientos y se tejen conexiones, sino que se llega al final sintiéndose inspirado y motivado.

Recomendación…

Dos recomendaciones rápidas: si bien es cierto a SMACC y al movimiento FOAM se les critica de ser algo cerrados o poco inclusivos, en realidad son todo lo contrario.  Para muestra un botón: que alguien como yo, proveniente de un país pequeño en vías de desarrollo y de habla hispana, me sintiera sumamente cómodo durante toda la actividad y la interacción con todos los participantes,  presentadores y organizadores, habla claro de lo abiertos que son. Y es que el involucrarse en el uso de redes sociales me permitió interactuar desde meses y años antes con muchos de los asistentes al congreso.

SMACC imagen 11Esto me lleva al punto dos: si algo de todo esto le ha llamado la atención, si se siente con ganas de una actividad académica muy diferente a lo tradicional o si usted es activo en medios alternativos de educación médica como el uso de las redes sociales, considere asistir a SMACC el próximo año en Dublin, Irlanda.

¿Quiere saber más?

Visite www.smacc.net.au y esté al tanto de todos los sitios afiliados a SMACC pues, en el espíritu del FOAM, los audios y videos de todas las charlas de esta conferencia serán liberados durante todo el año en forma gratuita.

Acerca del Autor

Una Respuesta

  1. Pablo Sandoval julio 31, 2015 Responder

Deja un comentario